Brasil prohibirá el uso del paraquat, y Uruguay ¿qué hará?

En la Reunión Ordinaria Pública de mediados de setiembre, la Dirección Colegiada (Dicol)) de Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil, concluyó la reevaluación toxicológica del ingrediente activo Paraquat, iniciada en 2008 y, desde entonces, estudiada exhaustivamente por la Agencia y discutida con el sector regulado y la sociedad. La deliberación es por la prohibición del producto después de tres años de plazo para la transición. El Paraquat es un herbicida con uso agrícola autorizado para aplicación en post-emergencia de hierbas y como desecante en diversos cultivos, incluyendo algodón, maíz y soja.

El plazo concedido hasta la completa prohibición del producto, de tres años, podrá permitir la presentación de estas nuevas evidencias. También puede ayudar a minimizar los impactos económicos, agronómicos y ambientales de la medida, considerando, principalmente, la alta eficiencia del producto, su bajo costo.

A pesar del plazo concedido para la prohibición, se realizaron medidas restrictivas inmediatas para garantizar la protección de los trabajadores. Sólo se permitirá la aplicación por tractor de cabina cerrada, buscando reducir al máximo la exposición de los usuarios al producto. Se prohibirá su utilización en diversas culturas y en la modalidad como desecante, además de diversas otras medidas como acciones de orientación y entrenamiento a los usuarios, alteraciones en las etiquetas y bulas y la prohibición de la comercialización de envases con volumen menor de 5 litros.

Con la implementación de todas estas medidas, se espera minimizar al máximo la exposición al producto, garantizando la protección a la salud de los usuarios hasta la finalización del plazo de transición establecido por la norma.

Cuanto se sabe sobre el paraquat

Este herbicida puede ser absorbido por la piel, especialmente si ha sido expuesta anteriormente al químico. Puede producir un envenenamiento agudo, aunque a menudo los síntomas se retrasan en aparecer. Por ejemplo, el daño a los pulmones no es evidente hasta varios días después de la exposición. No existe antídoto para una intoxicación con paraquat. El resultado puede ser fatal y en esos casos la muerte sucede por falla respiratoria. La dermatitis, daños en la piel o en ojos y el sangrado nasal, son síntomas muy comunes dentro de los aplicadores de paraquat, requiriendo de tratamiento médico, el cual no siempre está disponible. La exposición a largo plazo con bajas dosis de paraquat está relacionada con daños en los pulmones y aparentemente con bronquitis crónica y deficiencia respiratoria.

La exposición a largo plazo al paraquat también ha sido asociada con el incremento del riesgo de padecer Mal de Parkinson.

El nivel de exposición al paraquat que experimentan algunos trabajadores agrícolas es suficiente como para absorber cantidades tales que resultan en intoxicaciones agudas; los altos niveles de paraquat encontrados en su orina indican el alto riesgo que tienen estos de sufrir una intoxicación, por lo tanto, el potencial que tiene el paraquat de dañar la piel y su absorción por ésta, es sumamente serio.

Las intoxicaciones fatales en los lugares de trabajo por paraquat (sin incluir la ingesta accidental o intencional), ocurren principalmente, cuando la absorción del herbicida a través de la piel aumenta después de contactos prolongados, con soluciones diluidas o concentradas de paraquat. Se ha determinado en investigaciones que la contaminación de la piel ocurre, tanto por derrames de la formulación concentrada, como por goteos del equipo de aplicación, no pudiendo evitarse ni con el traje de protección. Las gotas del rocío de la aplicación depositadas en la nariz, y las pulverizaciones pueden ser tragadas cuando los trabajadores respiran por la boca.

Las aves y los mamíferos también han sido afectados por el paraquat; se ha reportado aumento en muertes de liebres y reducción de la cantidad de huevos empollados por aves cuando se usa paraquat tal cual se recomienda.

Paraquat en Uruguay

Este herbicida es ampliamente usado en la agricultura en nuestro país, y muy especialmente en las malezas tolerantes o resistentes que han aparecido en los últimos años en los cultivos de la soja transgénica, como es el caso de la Conyza, seguida por el raigrás y actualmente se están viendo problemas con el yuyo colorado (de la especie Amaranthus Palmeri).

En este contexto ha cobrado importancia el uso de este herbicida como pre-emergente en este cultivo para prevenir la aparición de nuevas malezas resistentes.

Los herbicidas que tienen como principio activo el paraquat y que se encuentran a la venta en nuestro país son: Gramoxone super, Superquat, Uniquat, Sauquat super, Genquat, Paraquat 276 g/l, Maxweed 200 sl, Paraquat nufarm, Cerillo, Kemazon, Extraquat, Weedout, Paraquat Max tafirel, Pilarxone, Paraquat 276 tampa.

Es importante resaltar que las cifras de importación de paraquat, dadas por la Dirección General de Servicios Agrícolas, dependencia del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca;

En el 2015 fueron:
Kg./lts de formulado 356.254
Kgs de activo 96.011

En el 2016 fueron:
Kg./lts de formulado 583.824
Kgs de activo 158.057

Estas cifras nos dan un claro incremento de su uso, se podría suponer que se debe al aumento sustancial año a año del cultivo de soja transgénica, entre otros.

De acuerdo a las autoridades correspondientes, se ha declarado que nuestro país produce alimentos para 28 millones de personas y se propone hacerlo para 50 millones, y sin afectar el ambiente

El aumento cada vez mayor del uso de agrotóxicos, en este caso paraquat, en el cultivo de la soja transgénica, está lejos de ser una agricultura que cuida los aspectos ambientales y sociales, más bien cuida el mercado de unos pocos. Uruguay se queda con los impactos negativos, agua, suelo, aire, trabajadores contaminados y comunidades afectadas, y la industria con la ganancia.

RAPAL Uruguay
Noviembre 2017