Evidencias científicas muestran vínculos entre los herbicidas a base de glifosato y el Linfoma no Hodgkin

El glifosato es el herbicida sistémico de amplio espectro más utilizado en el mundo. Se usa ampliamente junto con cultivos tolerantes al glifosato diseñados por ingeniería genética. Un análisis reciente de la bibliografía existente sobre el tema (meta-análisis) investigó si había una asociación entre las exposiciones acumulativas altas a los herbicidas a base de glifosato (HBG) y el mayor riesgo de Linfoma no Hodgkin (LNH) en humanos, un tipo raro de cáncer.

El estudio encontró que las personas con altas exposiciones a HBG tenían un riesgo 41% mayor de desarrollar LNH, concluyendo que existe un "vínculo convincente" entre los dos factores.

Los investigadores dicen que su meta-análisis evaluó todos los estudios humanos publicados, incluido un estudio actualizado financiado por el gobierno de Estados Unidos en 2018, conocido como el Estudio de Salud Agrícola (AHS por sus siglas en inglés).

Se enfocaron en el grupo más expuesto en cada estudio porque esos individuos serían más propensos a tener un elevado riesgo de exposición a los herbicidas basados el glifosato. Esto hizo menos probable que existan otros factores que sesgaran los resultados.

Además de los estudios en humanos, los investigadores también analizaron muchos estudios publicados en animales, que incluían glifosato. Ellos documentaron los estudios hechos sobre la incidencia del linfoma maligno en ratones tratados con glifosato puro, así como los posibles vínculos entre la exposición a HBG y la inmunosupresión, la alteración endocrina y las alteraciones genéticas que se asocian comúnmente con el LNH.

Los autores concluyen que, de acuerdo con la evidencia de estudios experimentales en animales y mecanismos, el meta-análisis de los estudios epidemiológicos en humanos, sugiere un vínculo convincente entre las exposiciones a los HBG con un mayor riesgo de contraer LNH.

Los hallazgos del estudio contradicen las garantías de seguridad de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) y de reguladores de varios otros países, que consideran limitar el uso de estos productos en la agricultura.

Monsanto ahora propiedad de Bayer, enfrentan más de 13.000 demandas en Estados Unidos, presentadas por personas que sufren Linfoma no Hodgkins, quienes culpan a los herbicidas basados en glifosato de Monsanto por su enfermedad. En el primer juicio en agosto de 2018, el jurado emitió un veredicto unánime contra Monsanto, y señalaron que la empresa debía pagar al demandante la suma de 289 millones de dólares. El juez del caso más tarde redujo la cantidad a 78 millones de dólares.

En marzo de 2019, un jurado federal dictaminó que Monsanto era responsable del cáncer de un hombre de California y ordenó a la compañía que pague al demandante 80 millones de dólares en daños. El fallo es el primero de su tipo en un tribunal federal de los Estados Unidos. El jurado dictaminó que el diseño de Roundup era "defectuoso", y que el producto no tenía suficientes advertencias de que podía producir cáncer, y que Monsanto fue negligente al no advertir al demandante del riesgo de contraer LNH.

Estos problemas se agudizan porque en varios países de América Latina las políticas públicas en salud, tienen muy poca capacidad de enfrentar enfermedades raras y catastróficas como el Linfoma no Hodgkin

Servicio de Información de Bioseguridad de la Red del Tercer Mundo

Este trabajo fue publicado en:
Luoping Zhang, Iemaan Rana, Rachel M. Shaffer, EmanuelaTaioli, and Lianne Sheppard (2019). exposure to glyphosate-based herbicides and risk for non-Hodgkin Lymphoma: a meta-analysis and supporting evidence. Mutation Reserach.