La ONU decide controlar la exportación de residuos plásticos a nivel mundial

Los mayores productores de residuos plásticos deben obtener consentimiento antes de exportar su basura tóxica al hemisferio sur.

Ginebra, Suiza – 187 países dieron un gran paso para frenar la crisis del plástico al agregar plásticos no reciclables, mixtos y contaminados a la Convención de Basilea, un tratado que controla el movimiento de residuos peligrosos de un país a otro. La enmienda requiere que los exportadores obtengan un consentimiento informado previo de los países receptores antes del envío de residuos plásticos sucios, mixtos o no reciclables, entregando una importante herramienta a los países del hemisferio sur para que detengan el ingreso masivo de envases plásticos tóxicos, no manejables y otros tipos de plásticos a sus países.

Después de que China prohibiera la importación de la mayoría de los residuos plásticos en 2018, los países en desarrollo, en particular los del Sudeste Asiático, ha recibido un enorme flujo de desechos plásticos contaminados y mixtos que son difíciles o imposibles de reciclar. La enmienda propuesta por Noruega a la Convención de Basilea le proporcionará a los países el derecho a rechazar residuos plásticos no deseados o que no se puedan gestionar.

La decisión refleja un creciente reconocimiento en todo el mundo de los impactos tóxicos del plástico y del comercio de residuos plásticos. La mayoría de los países expresaron su apoyo a la propuesta y más de un millón de personas a nivel mundial firmaron dos peticiones públicas de Avaaz y SumOfUs. Sin embargo, incluso en medio de este inmenso apoyo, hubo algunos casos desacuerdo que se opusieron a catalogar el plástico bajo el Anexo II de la Convención de Basilea, dichos casos incluyeron a Estados Unidos, el principal exportador de residuos plásticos del mundo, el Consejo Americano de Química, un destacado grupo de lobby de la industria petroquímica y el Instituto de Industrias de Reciclaje de Desechos (Institute of Scrap Recycling Industries), una asociación comercial compuesta en gran número por intermediarios de residuos. Como Estados Unidos no es parte de la Convención de Basilea, se le prohibirá comercializar residuos plásticos con las 187 partes de la Convención.

David Azoulay, Director de Salud Ambiental, Center for International Environmental Law (CIEL): “La decisión de hoy demuestra que finalmente los países están alcanzando la urgencia y magnitud del problema de la contaminación plástica y muestra como es un liderazgo mundial ambicioso. La contaminación plástica en general y los residuos plásticos en particular siguen siendo una gran amenaza para las personas y el planeta, pero estamos apoyados por la decisión de la Convención de Basilea, mientras planteamos las futuras decisiones que serán necesarias para enfrentar la contaminación plástica desde sus raíces, empezando con la reducción de su producción.”
Contacto: David Azoulay, +41 78 75 78 756, dazoulay@ciel.org

Von Hernandez, Coordinador Global, Break Free from Plastic: “Este primer paso es crucial para detener el uso de países en desarrollo como un vertedero de los residuos plásticos del mundo, en especial los provenientes de países ricos. Los países que reciben residuos plásticos mixtos y sin segregar, ahora tienen el derecho a rechazar estos envíos problemáticos, a su vez obliga a los países de origen a garantizar solo la exportación de plásticos limpios y reciclables. No obstante, reciclar no será suficiente. En definitiva, la producción de plásticos debe ser significativamente restringida para resolver de forma efectiva la crisis de contaminación plástica.”
Contacto: Von Hernandez, +63 9175263050, vonhernandez (Skype)

Martin Bourque, Director Ejecutivo, Ecology Center: “Se supone que reciclar es parte de la solución, esta legislación va a ayudar a prevenir que sea fuente de contaminación. Los afirmaciones falsas de la industria plástica sobre el reciclaje de plástico terminaron en un completo desastre para las comunidades y los ecosistemas de todo el mundo. Esta medida aumenta los estándares para el reciclaje del plástico, lo que es bueno para las personas y el planeta y va a contribuir a restablecer la confianza de los consumidores de que el reciclaje aún es lo correcto.”
Contacto: martin@ecologycenter.org

Mageswari Sangaralingam, Investigador, Friends of the Earth Malasia: “Los controles sobre el comercio de residuos plásticos son muy necesarios para detener el envío de residuos al hemisferio sur. La incorporación del consentimiento informado previo es un avance para abordar los problemas del comercio de residuos plásticos y la crisis de la contaminación. Reciclar no es suficiente, necesitamos liberarnos de los plásticos.” Contacto: Mageswari Sangaralingam, +60128782706, magesling@gmail.com

Dr Tadesse Amera, Co-presidente, International Pollutants Elimination Network (IPEN) (Etiopía): “África sabe mucho sobre el envío de residuos debido a nuestra experiencia con los desechos electrónicos. Esta decisión ayudará a evitar que el continente se convierta en el próximo objetivo de envío de residuos plásticos después de que Asia cerrara sus puertas.” Contacto: Tadesse Amera, +251911243030 (teléfono/whatsapp), tadesseamera@ipen.org

Prigi Arisandi, Fundador, Ecoton (Indonesia): “Esperamos que estas enmiendas de la Convención reduzcan los desechos marinos, pero en Indonesia vamos a continuar monitoreando el comercio de residuos y vamos a presionar a nuestro gobierno para que maneje los plásticos importados de manera adecuada. Le hacemos un llamado a los países exportadores para que respeten su obligación de no botar su basura en los países del hemisferio sur y a nuestro gobierno para que haga cumplir estrictamente las restricciones y a fortalecer los controles de aduana. Contacto: Prigi Arisandi, +62 8175033042, prigi@ecoton.or.id

Yuyun Ismawati, Co-fundador, BaliFokus/Nexus3 Foundation: “Esta enmienda podría ser un punto de inflexión y obligar a todos los países a establecer un estándar más alto de gestión responsable de residuos plásticos. Los plásticos tóxicos eliminados por las comunidades ricas en otros países no se convertirán en la responsabilidad de las comunidades pobres.” Contacto: Yuyun Ismawati, +447583768707, yuyun@balifokus.asia

Sirine Rached, consejera de política mundial, Alianza Global para Alternativas a la Incineración GAIA: “Es justo que los países tengan el derecho a rechazar la contaminación plástica enviada a sus fronteras. Dado que la arremetida de envíos seguirá durante un año hasta que las medidas entren en vigor, GAIA hace un llamado a los países para que se protejan del envío de residuos plásticos mediante la prohibición de importaciones de plásticos contaminados en sus legislaciones nacionales. Para abordar el problema de la contaminación plástica y al mismo tiempo proteger el medio ambiente, los países también deben reducir sus residuos plásticos mediante la implementación de sistemas Basura Cero sin tecnologías contaminantes como la incineración o el uso del plástico como combustible.” Contacto: Sirine Rached, +33 6 76 90 02 80, sirine@no-burn.org

Jim Puckett, Director ejecutivo, Basel Action Network (BAN): “Hoy hemos dado un importante primer paso para frenar la oleada de residuos plásticos que ahora circulan de países ricos y desarrollados a países en desarrollo de África y Asia, todo en nombre del “reciclaje”, pero generando gran contaminación y daño, tanto en la superficie terrestre como en el mar. Una economía circular de verdad nunca ha tenido como fin poner a circular contaminación en el mundo, esta solo se puede alcanzar con la eliminación de las externalidades negativas y no solo dejándolas a los países en desarrollo.” Contacto: Jim Puckett, jpuckett@ban.org

Tim Grabiel, abogado Senior, Environmental Investigation Agency (EIA): “Las enmiendas de Basilea son un pilar fundamental de la emergente arquitectura global para abordar la contaminación plástica. Ahora los organismos internacionales deben hacer su parte, incorporando medidas ambiciosas bajo la OMI y por último un nuevo tratado de la ONU jurídicamente vinculante. La EU fue un partidario activo de las enmiendas de Basilea, proponiendo fijar objetivos más ambiciosos para que solo los plásticos más limpios de los residuos plásticos no estén sujetos a notificación. La UE no solo está liderando con el ejemplo, sino que también está llevando su Estrategia de plásticos a nivel internacional.” Contacto: Tim Grabiel, +33 6 32 76 77 04, tgrabiel@gmail.com

3 de mayo 2019