Denuncian que el laboratorio de EEUU que fabrica arroz transgénico experimenta con niños pobres en Perú con la connivencia de autoridades

16 de junio de 2006

Fue denunciado por la Asociación Médica de Perú. Tales cambios genéticos serían ilegales en el país.
Además, se aprovecharían de la condición de pobreza de los niños para someterlos a estos experimentos.


La Asociación Médica Peruana (AMP) denunció en un comunicado que la empresa farmacéutica estadounidense Ventra Bioscience (que hace unas semanas había anunciado la creación de una arroz modificado con genes humanos para combatir la diarrea ), está experimentando con niños lactantes para evaluar su efectividad.

Aunque se había anunciado como una medida de lucha contra la mortalidad infantil en condiciones de pobreza, TeleSUR ha informado de que tales cambios genéticos son ilegales.

Estos cambios genéticos no están permitidos en Perú

Herbert Cuba García, portavoz de la Asociación Médica, dijo que "estos cambios genéticos no están permitidos en Perú", según Rebelión.org.

La empresa experimenta con 140 niños de hospitales públicos de las ciudades de Lima y Trujillo, con la aprobación del Ministerio de Salud.

"Son hospitales públicos donde acude población muy pobre", agregó Cuba García.

Abogados defensores de los derechos del niño, han considerado el caso como una violación a las leyes.

Son hospitales públicos donde acude población muy pobre

"Los niños (...) tienen derechos a que su salud y desarrollo sean libres y no materia de experimentos sobre todo si es que no se tiene seguridad de cuales son los resultados de ellos", declaró Norma Rojas, abogada Acción por los Niños.

La ministra de Salud, Pilar Mazzeti, declaró que "hemos solicitado tanto al director del establecimiento como al Instituto Nacional de Salud y a una serie de organismos involucrados en esto, que nos informen al respecto para ver si se ha cumplido con todo lo necesario".

El Instituto de Investigación Nutricional que llevó acabo el experimento dijo en un comunicado que el estudio respetó la normativa sobre investigación en humanos y bioética.


El arroz fue producido por la empresa estadounidenses Ventria Bioscience, y es la primera vez que se experimenta con niños usando plantas que han incorporado genes humanos.

Los experimentos fueron realizados en Perú, y sus resultados fueron presentados por Nelly Zavaleta, del Instituto Especializado de Salud del Niño en Lima, en el último Encuentro de las Sociedades Académicas de Pediatría celebrado en San Francisco, EE UU.

Los genes humanos implantados en el arroz actuarían como un código que da una orden a las células para que produzca estas proteínas, según El País.

Las proteínas en cuestión se llaman lactoferrina y lisozima.

Los vegetales transgénicos hasta el momento sólo utilizaban genes de otras plantas.

Sabedores de que el consumidor europeo es receloso de los transgénicos, las grandes empresas estadounidenses que utilizan transgénicos vegetales se habían comprometido a no introducir genes humanos en sus plantas para no ahuyentar aún más al mercado del viejo continente.

Sin embargo, como la empresa creadora del nuevo tipo arroz, Ventra Bioscience, es muy pequeña, no tiene compromisos con los gigantes de la industria, y esto le ha permitido embarcarse en este proyecto.