Brasil: el nuevo ministro de agricultura lanza una estrategia nacional para impulsar la biotecnología

adnmundo.com - 5 de julio de 2006

El Gobierno brasileño emitió el martes las directrices de una Estrategia Nacional de Biotecnología para apuntalar el crecimiento del sector en los próximos años mediante una inversión de U$S 3.270 millones.

“El Ministerio de Agricultura de Brasil concentrará sus esfuerzos en los biocombustibles y en los controles sanitarios en el corto plazo”, aseguró el flamante titular de la cartera, Luis Carlos Guedes Pinto, que reemplaza al
saliente Roberto Rodrigues, cuestionado por el sector y que hace diez días presentó su dimisión alegando cuestiones personales.

Guedes Pinto dijo en su discurso inaugural del lunes que buscará la continuidad de los proyectos iniciados por Rodrigues. "Estoy concentrado ante este desafío" de sustituir a Rodrigues, "pero aliviado por el apoyo que
me va a dar este equipo," dijo el Ministro, quien dirigió previamente la oficina de provisión de granos del Ministerio (Conab).

El plan y sus objetivos

La estrategia establece prioridades y acciones del gobierno para incentivar la competitividad de la industria brasileña, aumentar la participación de Brasil en el comercio internacional, acelerar el crecimiento económico y
crear nuevos puestos de trabajo.

El proyecto fue presentado este martes en Brasilia durante el Foro Nacional de Competitividad en Biotecnología, en el que participaron los ministerios de Desarrollo, Salud, Ciencia y Tecnología y Agricultura, además de
representantes de los sectores empresarial y académico.

Se estiman inversiones por 7.000 millones de reales (3.270 millones de dólares) de recursos públicos, privados y beneficios fiscales, en áreas estratégicas de salud humana, agropecuaria e industrial.

En el área de salud, la estrategia apunta a estimular la producción nacional de vacunas, kits para diagnósticos, hemoderivados y otros productos. La expectativa del Gobierno es que Brasil se torne uno de los líderes mundiales del sector en los próximos 10 a 15 años.

El Ministro de Salud, Agenor Alvares, consideró importante el aumento de la producción de medicamentos e insumos para el tratamiento de las llamadas enfermedades negligenciadas, que afectan a las poblaciones de países en desarrollo. “Esas enfermedades, por haber sido erradicadas en las naciones desarrolladas, no reciben la atención adecuada del mercado farmacéutico”, dijo.

La estrategia comprende una política de desarrollo de la bioindustria, lo que representa un universo que abarca métodos de ingeniería genética, utilización de microorganismos, aplicación del conocimiento biotecnológico
en la industria, protección intelectual de productos y el uso de la biodiversidad.

De acuerdo con el proyecto, antes de que concluya este año deberá ser creado un programa para la producción de enzimas industriales y plásticas. La meta será producir en 2008 una cantidad importante de enzimas utilizadas en varios procesos industriales, alimento para animales, el biodiesel y en la producción de medicinas.

Para el próximo año está prevista la finalización de un estudio de viabilidad técnica para cada uno de los productos o procesos de biomasa para la producción de etanol y biodiesel.

Brasil, pionero en biocombustibles

Brasil posee la industria de biocombustibles más avanzada del mundo, con casi 30.000 estaciones de servicio que proveen con etanol a base de caña de azúcar a los automovilistas de todo el país.

La nación también está desarrollando una incipiente industria de biodiésel que podría incidir sobre el sector de la soja y las oleaginosas de la misma forma que lo hizo el etanol con la industria de la caña brasileña.

Además, Brasil es el mayor exportador mundial de carne vacuna y aviar, pero los brotes de fiebre aftosa y los efectos que tuvo sobre la demanda en los últimos años la gripe aviaria a nivel global perjudicaron al sector cárnico.

En su discurso de despedida en el mismo evento de toma de posesión de Guedes Pinto, Rodrigues habló sobre las dificultades que su administración enfrentó al tratar de ayudar al sector sojero de Brasil a lidiar con una de las
peores crisis en décadas, debido a la caída del dólar (frente al real) y al aumento de los costos de producción.

El ex funcionario, cuya familia produce soja y caña de azúcar en Brasil, denominó al conflicto como "la peor crisis de la historia reciente" de la agricultura brasileña.

Rodrigues dijo que estuvo más allá de la capacidad del Ministerio resolver todos los problemas que enfrentaron, incluida la sequía de años atrás en el cinturón agrícola, la aparición de aftosa, la caída de los precios de
materias primas, los efectos de la gripe aviaria y el hongo asiático (roya).

Fuente: http://www.adnmundo.com/contenidos/comercio/brasil_estrategia_biotecnologia_ ce_050706.html