LA RED POR UNA AMERICA LATINA LIBRE DE TRANSGENICOS PRESENTO DE TESTIMONIOS DE AGRONEGOCIOS EN CURITIBA

Una de las actividades organizadas en el Foro Global de la Sociedad Civil en paralelo a la COP 8 que se realiza esta semana en Curitiba, Brasil, consistió en la presentación de testimonios de víctimas y afectados por las empresas transnacionales de la agroalimentación provenientes de Paraguay, Argentina, México, Brasil y Colombia. Uno de los testimonios más emotivos fue presentado por la campesina paraguaya Petrona Vilasboas, madre del niño Silvino Talavera, quien falleciera envenenado por agrotóxicos regados directamente sobre su vivienda el 7 de enero de 2003.

Otro testimonio fue presentado por Jorge Galeano, dirigente del Movimiento Agrario Popular de Paraguay, quien expuso la situación de los campesinos sin tierra y pequeños agricultores del departamento de Caaguazú ante el avance incontenible de los cultivos de soja transgénica por parte de empresarios extranjeros. Según Galeano, "90 mil campesinos son desplazados de sus tierras anualmente".

“En Paraguay hay actualmente más de dos millones de hectáreas de soja transgénica, y con un crecimientos de 250 mil hectáreas al año. Ocupa el 64 por ciento de todo lo que se cultiva en el país”. Los impactos de este modelo son la expulsión de los pequeños agricultores, comunidades indígenas y campesinos sin tierras.

“Todo esto se expresa en la profundización de la pobreza, la concentración de las tierras en pocas manos y en la permanente violación a los derechos humanos de los campesinos” aseguró Galeano.

Por su parte Sofía Gatica presentó la desesperada situación que viven los habitantes del barrio Ituzaingó Anexo, en la provincia de Córdoba, Argentina. Gatica es fundadora de la organización Madres de Ituzaingó Anexo, que viene denunciando el sistemático e indiscriminado uso de agrotóxicos para los plantíos de la soja transgénica.

Ante la gran cantidad de malformaciones congénitas, casos de cáncer, leucemia y púrpura, que afecta sobre todo a los niños, el barrio Ituzaingó Anexo fue declarado hace tres semanas como “inhabitable” por las autoridades sanitarias de la provincia.

“Esto se le debemos a que Argentina es el segundo exportador de soja transgénica del mundo” expresó Gatica. El barrio Ituzaingó Anexo está rodeado de plantíos de soja transgénica, que son rociados permanentemente con agrotóxicos como glifosato, endosulfan, DDT y malation.

“Los análisis médicos que se realizaron en el agua que consume el barrio revelaron que está contaminada con Endosulfan” informó la activista. No obstante estas pruebas, “el gobierno provincial niega la problemática” concluyó.

Las Madres de Ituzaingó Anexo han comenzado a coordinar acciones y campañas con otras organizaciones de base como la de los campesinas del norte de la provincia de Córdoba, “que también están sufriendo el desplazamiento de sus tierras por el avance de la soja”.

Otra estrategia que emplea la organización de Ituzaingó Anexo es la denuncia internacional de lo que están padeciendo, ya que según Gatica, “ya no sabemos como defendernos”.

Radio Mundo Real