La lucha contra los transgénicos para defender la vida
06-02-04
Leobardo Acurero - Movimiento de Unión Ecológica Verde

La actual amenaza de los transgénicos nos obliga a luchar por defender la vida. En peligro el orden biológico del planeta. Están intentando abortar el proceso evolutivo biológico de las especies. Se pretende patentar la vida y colocarle un precio.

Todos los seres vivos que hoy posee nuestro planeta provienen de millones de años de procesos evolutivos, de adaptaciones geográficas y climáticas bajo una intensa interrelación entre factores bióticos y abióticos, a esto se le sumó activos mecanismos de selección natural y también complejas interacciones entre las mismas especies.

Así todas las especies vivas incluyendo al mismo ser humano son producto de estos procesos biológicos. Este es lo que originó el panorama de vida que hoy presenta nuestro planeta y podemos categóricamente expresar que ese "ORDEN NATURAL" es lo que realmente da origen a la VIDA en nuestro planeta Tierra.

Este largo proceso evolutivo se ha estado registrando o imprimiendo en el código genético de las células que presenta cada especie en la actualidad conocido como el "Genoma". Así cada célula en su reproducción le entrega a la otra la misma información que trae su propio código genético, manteniendo todas las características y propiedades que fue adquiriendo en su proceso evolutivo de especialización y adaptación. Por eso hay especies definidas para todos los diversos lugares y ambientes del planeta y con determinadas formas de intervenir en sus ecosistemas.

Es en el núcleo de cada célula de los organismos vivos, donde se encuentran los cromosomas; como un manojo de compuestos químicos envueltos en esa larga molécula helicoidal de doble hélice, formada por una secuencia muy específica de bases o nucleótidos que llamamos ADN (Acido dexocirribonucléico). Estas infinitas combinaciones de 4 cláses de bases: (A) adenina, (T)Timina, (C)Citosina y (G)Guanina) mas moléculas de (A)Azucar y (F)Fosfato, forman segmentos de la cadena de ADN, que describen una especifica característica al organismo asumida a través del largo proceso evolutivo de cada especie viva. Esto es lo que se denomina GEN.

La molécula de ADN es un larga cadena de genes organizados para cada especie a través de millones de años, adquiriendo cada organismo vivo, específicas funciones dentro de ese Orden Natural.

La cantidad de genes en un organismo no representa la influencia que determina la especie pues el cuerpo de los humanos posee casi la misma cantidad que el ratón(60000-100000), todo se fundamenta en los tipos de Genes, por esta razón mientras la diferencia de ADN entre los humanos, que representa una "cedula de identidad" varia en apenas 0,2%, entre un humano y animales primates como el Chimpancé la diferencia es de apenas un 2%.Aunque hay un enorme trabajo de investigación, para describir el genoma humano, este código genético de ADN humano tiene un 97 % con funciones todavía desconocidas.

SE PATENTA LA VIDA.

Todo comenzó a mediados de los 80, cuando el estadounidense Kary Mullís ( premio Nóbel de química) pudo alcanzar un proceso capaz de duplicar velozmente cualquier fragmento de ADN Sacado de la naturaleza o modificado en laboratorio. Ahora la Mitosis natural de la reproducción celular que comienza en el núcleo con la partición y posterior reproducción de la propia molécula helicoidal de ADN, podría lograrse con una técnica basada en la reacción en cadena de una enzima como la polimerasa, llamada PCR. Esto lograba que en pocas horas se puede obtener centenares de miles de millones de moléculas idénticas a la original.

Esto facilitó las cosas pues utilizando las células de diversos organismos, se aíslan los genes responsables de propiedades y funciones útiles, para luego reproducir muchas copias de ellos y posteriormente introducirlos en el AND de las plantas que quieren modificar. Los transportadores genéticos pueden ser desde bacterias que infectan las células de la planta, como el agrobacterium tumefaciens, el bombardeo de células vegetales con partículas de oro o de tungsteno recubiertas de fragmentos de ADN, hasta la exposición de la célula a breves impulsos eléctricos como en las películas de Frankestein, provocando la apertura de los poros de la membrana, haciéndola permeable al ADN extraño. De estas células es que en probeta ahora se pueden reproducir muchas más para crear nuevas plantas que se desarrollarán finalmente en el invernadero, formando todo un nuevo organismo modificado genéticamente OMG, es decir un nuevo MUTANTE, que no viene de la evolución natural de las especies. Un organismo extraño cuyo antinatural código genético no lo ubica con un Nicho ecológico ó con funciones definidas en el Orden Natural y cuyas relaciones con las demás especies seguro se presentarán de forma antagónica.

La diseminación de OMG en el entorno puede suponer un riesgo para la salud humana y una verdadera amenaza a todo el sistema ecológico de la Vida Natural.
NO SE CREA VIDA? SOLO SE MANIPULA.

Todas las plantas y animales que llegaron a considerarse como alimentos y que nos mantienen también provienen de esos procesos evolutivos. Ahora una nueva técnica biológica (BIOTECNOLOGÍA)ha logrado clonar y reproducir una especie viva apenas con una parte de ese ser donde se encuentra su código genético y aun mas ha logrado sacar genes de especies y transportalos hacia otra especie que ni remotamente podrían cruzarse. Estamos haciendo referencia a intercambio genético entre especies, generos y ordenes lejanos, interfiriendo en el proceso evolutivo y consiguiendo combinaciones genéticas que no se producirían en la Naturaleza.

En Enero del añ0 2000, la ciudad canadiense de Montreal, fue referencia ecológica mundial, al firmarse el Protocolo de Bioseguridad", con el objeto de imponer controles al comercio de OMG incluyendo semillas. En el espiritu del protocolo subyace EL PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN, por el que cualquier país podría rechazar la importación de semillas u otro organismo vivo, cuando existan dudas de su falta de inocuidad. El Protocolo de Bioseguridad, cuyo texto fue aprobado por la mayoría de paises del mundo en enero del 2000 es parte del Conveniod e Biodiversidad de 1992, firmado y ratificado por Venezuela.

Tewolde Egziabher, uno de los arquitectos del Protocolo de Bioseguridad y director de la Autoridad Ambiental de la Protección de Etiopia, ha expresado que la acción de EEUU para obligar a que le consuman sus alimentos modificados geneticamente, esta diseñada para intimidar a los paises africanos. Muchos paises incluyendo Etiopia, un país afectado por una intensa y trágica sequía originada por la destrucción de los Bosques Tropicales del centro de Africa, quieren utilizar, como una esperanza, este importante protocolo para establecer sus propios sistemas de regulación para poder defenderse de la importación de alimentos modificados genéticamente, inclusive de la ayuda que proviene de EEUU. Es importante que se destaque el hecho; que siendo Etiopia, un país amenazado por la hambruna mas cruel, se resiste a ser inundado con alimentos transgénicos ni siquiera con el termino hipócrita de "ayuda Humanitaria" para que sus habitantes se conviertan en "conejillos de India" de EEUU, para observar los efectos posteriores, en la salud de este pueblo.

Antes de salir de Addis Ababa, la capital de Etiopia, Egziabher dijo:"Nosotros nos resentimos la manera que la imagen del hambriento, en paises pobres ha sido utilizada para forzar un estilo de agricultura que solo exacerba el hambre y la pobreza." Y agregó que Etiopia, como un centro para la diversidad genética natural de las cosechas de grano del mundo, tiene la razón especial para oponerse a "la introducción apresurada de cosechas de OMG". Su temor es que los OMG contaminen los granos silvestres del país, antes de que las cosechas tempranas se desarrollen.

En Venezuela podemos apelar a ese PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN para eliminar la entrada a nuestro país las peligrosas semillas transgénicas, pero la decisión debe colocarse en manos del Pueblo, que desconoce esta amenaza. Recuerden que ya llevamos un año desde que nos condenaron con la ley de semillas.

Fuente: http://www.ecoportal.com.ar/content/view/full/25587