Nuevas Investigaciones sobre los impactos de los OGM en la salud

Aunque algunos Transgénicos se haya aprobado y estén en el mercado desde hace varios años, no ha había suficientes investigaciones científicas sobre su impacto en la biología de organismos vivos.

Esto se debe en parte a que las agencias de regulación estatales no exigen ensayos sobre alimentación animal en el actual proceso de aprobación de la seguridad de los transgénicos ni en la Unión Europea ni en Estados Unidos.

Sólo ahora se ha empezado a obtener algunas evidencias a partir de un pequeño número de ensayos hechos sobre los impactos de los OGM en la alimentación animal y los efectos en la salud gracias al progreso de una nueva ciencia: la epigenética.

Estos ensayos indican que la ingeniería genética es mucho más imprevisible y arriesgada que el mejoramiento vegetal tradicional.

PRUEBAS ALIMENTICIAS CON ANIMALES

En estudios recientes, se ha encontrado una serie de efectos inexplicables, relacionados con el consumo de OMG:

Un estudio australiano con guisantes GM reveló los efectos inmunológicos de la ingeniería genética, con la transferencia de un gene "seguro" a una especie diferente de la planta que produce las reacciones alérgicas en ratones.

Por otro lado, un ensayo hecho por Monsanto indicó también los efectos inmunológicos en rata alimentadas con maíz GM. Este estudio mostró niveles de glóbulo blanco más altos en ratas que había sido alimentadas con el maíz GM de Monsanto.

El único ensayo sobre alimentación a largo plazo (24 meses, hecho por un equipo italiano) encontró que los alimentos transgénicos evaluados pueden afectar órganos claves de cuerpo, cambiando la estructura de la célula y la el funcionamiento del hígado, el páncreas y los testículos de ratones, alimentadas con soya RR.

De igual manera, un ensayo hecho por Monsanto encontró que ratas alimentaban con su maíz GM Mon863, desarrollaron riñones más pequeños.

Un ensayo de Monsanto encontró que el consumo del maíz GM (maíz GM Mon863), afectaba el desarrollo de la sangre, con menos glóbulos rojos inmaduros y cambios en la química de la sangre en ratas alimentadas

Un estudio ruso hecho con rata encontró aparentes efectos generacionales debido a los alimentos transgénicos. En el estudio se registraron mortalidades muy altas en los jóvenes de ratas que fueron alimentadas con la soya RR (56% murieron) y la progenie sobreviviente tuvo un crecimiento muy atrofiado.

Un programa de estudios hecho en el Reino Unido financiado por la Agencia de Estándares de Alimento, encontró que la ingeniería genética causa rutinariamente muchos cambios aleatorios, genéticos y químicos en plantas GM, y que los impactos en la salud de los animales que se alimentaban con estas plantas, eran desconocidos.

Dos ensayos del Reino Unido, uno con humanos y uno con ovejas, encontró que cuando se ingiere alimentos transgénicos, algunos de los genes insertados se mueven y transfieren a las bacterias de intestino.

Adicionalmente, estudios pasados encontraron que el consumo de alimentos GM dañan la pared del intestino, y esto se asocia con muertes inexplicadas de animales de laboratorio:

* Los estudios hechos por tres equipos científicos en dos plantas transgénicas diferentes encontraron que los transgénicos tiene el potencial para causar hemorragia.

* Otros ensayos de alimentación hechos por los dos equipos científicos distintos encontraron que papas GM causan lesiones en la pared del intestino de ratas y ratones.

* Dos ensayos de alimentación en EEUU encontraron que tomates GM causan lesiones en la pared del intestino de ratas.

* Por lo menos dos ensayos diferente con alimentos transgénicos encontraron que los animales con los que se hizo las pruebas (7 de 40 ratas (17.5 %) murieron de manera inexplicada. El estudios de alimentación se hizo con tomates GM. Los animales murieron después de dos semanas

* En otro estudio se alimentó a pollos con maíz transgénico con tolerancia a glufosinato (Chardon LL). En este ensayo, la tasa de mortalidad fue del 7% (dos veces la tasa de los pollos alimentados con maíz no transgénicos).

Se debe notar que estos estudios fueron diseñaron para identificar los impactos de los alimentos transgénicos en la salud e incluyeron estudios toxicológicas que implican análisis de los tejido.

Estos son diferentes a los varios estudios de alimentación no-toxicológicos, a los que se refirieren con frecuencia la industria de la biotecnología, que se lleva principalmente a cabo para probar los aspectos comerciales de los alimentos transgénicos.

Estudio de Epigenética

No se saben las verdaderas causas de estos efectos, pero podrían explicarse debido a muchos posibles factores. Desde hace mucho tiempo los científicos saben que la introducción artificial de genes interrumpe físicamente a otros genes, por daños causado en el proceso de la introducción de los genes, que es incontrolable (estos son llamados "efectos posicionales"). Además, el funcionamiento químico del nuevo gen interactúa con la actividad de los genes y las rutas bioquímicas que existen en las plantas, y de esa manera, pueden interrumpir el metabolismo de la planta de maneras imprevisibles.

Sin embargo, investigaciones hechas por esta nueva ciencia llamada "epigenética" (que significa 'más allá de la genética') muestra que los genes son responsables sólo de una parte del control de la bioquímica de los organismos, pues los organismos tienen un nivel del control que está por sobre los genes, y que interactúan con genes.

Los detalles exactos de esta interacción entre el resto del organismo y sus genes son todavía poco conocidos. Sin embargo, esta forma más completa de comprender el funcionamiento bioquímico de los organismos explica por qué la ingeniería genética es tan imprevisible, con resultados diferentes cada vez que hay una tentativa de hacer un nuevo transgénico, y por qué los productos son a menudo inestables.

Fuente: Servicio de Bioseguridad de la Red del Tercer Mundo
Soil Association. GA, 13.1.2006, GMbriefing 19. Updated 13.4.2006
12 de julio del 2006