Nuevo maíz transgénico en Uruguay. Drama (¿o comedia?) con el final anunciado

Por Flavio Pazos - RAP-AL Uruguay - Febrero 2009

Guión para una película que, en siete escenas, cuenta la historia de la introducción al Uruguay de variedades de maíz transgénico resistentes a la sequía.

Escena 1 - “Érase una vez el hombre”

Año 2000, 29 de diciembre

José Mujica, senador de oposición, declara: “Atrás de la lucha contra los transgénicos, en el fondo está el respeto a los viejos principios de prudencia. No se puede inventar una nueva línea de productos agrícolas y ya lanzarla al comercio porque la inventó una multinacional, sin antes pasar por un riguroso banco de prueba y ahí ver lo que pasa.” .. “Ya vio lo que salió a decir el presidente (1), que los transgénicos van a solucionar el hambre del mundo. Pero, ¿quién te dijo? ¿De dónde sacaste ese pelotazo? Ahora mismo hay un lío bárbaro en Estados Unidos por un maíz transgénico que acaban de retirar del consumo. Entonces, ¿cómo va a salir así, tan suelto de cuerpo a violar el principio de precaución, de prudencia? Estamos demasiado incipientes en el terreno de las ideas, se le da poca importancia a estos temas. Son muy pocas las páginas, las discusiones a este respecto. Acá importa el PBI, lo que exportamos, pero no nos fijamos a costa de qué.” … “Para mencionar sólo a uno de los toboganes que nos llevan al cadalso, y de los más empinados, señalo a este modelo de agricultura industrialista que quiere transformar la producción mundial de alimentos en una tolva de una multinacional de la cual salgan las empanadas en serie”. (2)

Escena 2 - “Piratas del Caribe”

Año 2007, 21 de mayo

Monsanto, la empresa más grande a escala global en biotecnología agrícola, que cuenta con más de 13.000 investigadores y es dueña del 80% de las semillas de algodón y del 58% de las semillas de maíz en todo el mundo, anuncia que está desarrollando un nuevo maíz transgénico tolerante a la sequía. Sus planes son introducirlo al mercado en tres años. (3)

Cuando Monsanto hace el anuncio, afirma que desarrolla su nuevo maíz transgénico tolerante a la sequía “… para ayudar a los países en desarrollo, los cuales para utilizarlo no deberán esperar a que sea avalado en las naciones de primer mundo, ya que ese proceso se lleva [allí] hasta 10 años.” Monsanto sostiene que el maíz transgénico resistente a sequía será ideal para el África subsahariana. (4)

Mientras esto sucede, Monsanto debe cancelar sus intentos de introducir en los mercados del norte variedades de trigo transgénico. El trigo es el cereal básico para los consumidores estadounidenses, canadienses y europeos, y las industrias harineras de esos países no aceptan la introducción de trigo transgénico.

Escena 3 - “Misión imposible”

Año 2008, 25 de julio

El Poder Ejecutivo de Uruguay levanta la moratoria al ingreso de nuevos cultivos transgénicos y establece por decreto una política de "coexistencia" regulada entre cultivos transgénicos, convencionales y orgánicos. Crea además una estructura institucional, el Gabinete Nacional de Bioseguridad, para el análisis de los pedidos para el ingreso de nuevos cultivos transgénicos que, se descuenta, comenzarán a llegar al país.

Escena 4 - “A la hora señalada”

Año 2009 - 7 de enero

Monsanto presenta su maíz transgénico ante la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para su evaluación, buscando así obtener la aprobación final para la comercialización del producto. La semilla está diseñada para proporcionar estabilidad en el rendimiento del cultivo de maíz en los períodos en que el abastecimiento del agua es escaso.

El nuevo maíz transgénico fue desarrollado en conjunto por Monsanto y BASF. Estas no son las únicas empresas que trabajan en cultivos tolerantes a la sequía. Pioneer Hi-Bred International, parte de DuPont, está realizando pruebas de campo con un maíz tolerante a la sequía y espera introducirlo al mercado entre 2010 - 2011. Syngenta también espera tener en el mercado un maíz resistente a la sequía en el año 2012.

Escena 5 - “Lo que el viento se llevó”

2009, 27 de enero

José Mujica, precandidato presidencial, declara: “El peor fantasma para Uruguay es la sequía. Es un problema que va a obligar a desarrollar una cultura al respecto. Y que hay que hacerlo además en connivencia con la región: los nuevos vegetales, las nuevas variedades más resistentes, la experimentación que hay que hacer al respecto, los problemas de salinización de la tierra. Hay todo una cadena, no es ningún problema, pero significa tener una cultura que hay que irla generando.” (5)

Tres días después declara: “... nosotros debemos impulsar la investigación para determinar cuáles características genéticas de plantas y pasturas de zonas más desérticas pueden ser incorporadas a las nuestras para volverlas más resistentes a las consecuencias del cambio climático”. Estima también que las inversiones para tales investigaciones deben realizarse a nivel regional y adjudica a la investigación biotecnológica un "papel predominante en la concreción de un nuevo modelo de producción agropecuaria".

Escena 6- “La diligencia”

2009, 19 de febrero

Enzo Benech, presidente de la Comisión para la Gestión del Riesgo del Gabinete Nacional de Bioseguridad, cuyo visto bueno es condición para el ingreso de nuevos transgénicos al país, declara:

Pensemos en lo que sería para Uruguay tener una planta con mejor comportamiento para tolerar los efectos de la sequía como la que tenemos hoy”. Sin embargo aclara que “hacer nuevos transgénicos es muy costoso” y el país no se encuentra “en condiciones” para desarrollarlos. “… las primeras tendencias [en la producción de transgénicos] fueron hacia la resistencia a los herbicidas o a determinados insectos. … una tercera generación de la investigación busca, por ejemplo, mejorar las condiciones de los cultivos frente al déficit hídrico o en suelos salinos. (…) “Me consta que hay muchas empresas que están queriendo trabajar con nuevos eventos [transgénicos] en el país y dentro de esos se encuentran algunos que apuntan a las últimas tendencias

Posible escena final -“Atrapado sin salida”

¿2010?

Considerando:
- Que se le “adjudica a la investigación biotecnológica un papel predominante en la concreción de un nuevo modelo de producción agropecuaria
- Que para nuestro país “hacer nuevos transgénicos es muy costoso
- Que Monsanto ha finalmente lanzado al mercado mundial su maíz transgénico resistente a la sequía “para ayudar a los países en desarrollo

La Comisión Nacional de Gestión del Riesgo resuelve:

- Lanzarse de lleno por “uno de los toboganes que nos llevan al cadalso, y de los más empinados, este modelo de agricultura industrialista que quiere transformar la producción mundial de alimentos en una tolva de una multinacional de la cual salgan las empanadas en serie

¿Un drama o una comedia?

Aunque por momentos podamos pensar que se trata de una comedia, la historia de los transgénicos, en Uruguay y en el mundo, ha significado claramente un drama para muchos. Sobre lo que no hay lugar a dudas es que ha sido un éxito total de taquilla para unas pocas transnacionales.

Lamentablemente no es difícil imaginar el final de esta película. A menos claro, que dejemos de ser meros espectadores pasivos y unifiquemos esfuerzos para impedir que sigan entrando transgénicos a Uruguay. De ser así, ¿quien sabe?, tal vez podamos torcer el rumbo de esta película de final anunciado y hacer que, al menos en ésta, ganen los buenos.

Fuentes:

1 - En ese entonces el presidente de Uruguay era el Dr. Jorge Batlle (Partido Colorado, derecha)
2 - Entrevista de Carlos Amorín, realizada en diciembre de 2000 y publicada en el Semanario Brecha
3 - http://www.agrobio.org/index.php?id=7312&option=com_content&task=view
4 - http://www.jornada.unam.mx/2007/05/22/index.php?section=sociedad&article=036n1soc

5 - http://www.espectador.com.uy/1v4_contenido.php?id=142583&sts=1