Algo es algo. Los pequeños productores, la soja, la forestación y el MGAP

Incluye entrevista al Ing. Agr. Jorge Casas, Director Departamental del MGAP en Río Negro

Los pequeños productores

La Comisión Nacional de Fomento Rural, es una entidad que agrupa a pequeños productores de todo el país. Fundada en 1915 la CNFR ha jugado un rol importantísimo en el desarrollo del cooperativismo agrario en el país y en la actualidad nuclea a alrededor de un centenar de sociedades de fomento rural, cooperativas agrarias y otras formas organizativas de base.

En la óptica CNFR, los principales problemas que afectan a los pequeños productores del país en la actualidad son los problemas de acceso y de conservación de la tierra; para ellos es cada vez más dificultoso acceder a tierras en las que trabajar.

Los días 8, 9 y 10 de julio se llevó a cabo en el Departamento de Salto, una nueva asamblea de la CNFR, en la que entre otras cosas, se buscó profundizar en el análisis de este problema y en las posibles formas de enfrentarlo. En los talleres realizados, pequeños productores de todo el país discutieron los cambios que se están dando en los últimos años en el uso y en la propiedad de la tierra en Uruguay y pusieron sobre la mesa como vivían y sufrían estos cambios en sus localidades.

La soja y la forestación

Dos palabras se repetían en casi la totalidad de las intervenciones: soja y forestación. Ya se tratase de un apicultor coloniense, de un horticultor salteño o de un pequeño productor ganadero de Río Negro, la invasión sojera y forestal se encontraba detrás de sus dificultades en el acceso a la tierra.

A la hora de buscar alternativas frente al avance de un modelo productivo que los excluye, la CNFR ha considerado estratégico acompañar el proceso de descentralización lanzado por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) e intentar conducirlo hacia una descentralización realmente participativa.

En el marco de este proceso de descentralización, el MGAP ha implementado las Mesas de Desarrollo Rural (MDR), ámbitos que la CNFR entiende idóneos para que los productores familiares hagan llegar sus propuestas y exijan que las mismas sean contempladas por parte de las autoridades nacionales.

El MGAP

Afortunadamente, la estrategia de la CNFR parece estar dando sus frutos. Las MDR se han echo eco de los impactos que la soja y la forestación están teniendo sobre los pequeños productores y el MGAP esta anunciando medidas que buscan al menos paliar en parte esta situación.

Eso se desprende de la conversación que mantuvimos con el coordinador de la MDR de Río Negro, el Ing. Agr. Jorge Casas Granese, Director Departamental del MGAP y que resumimos a continuación.

Que son las Mesas de Desarrollo Rural?

Las MDRs fueron creadas en el año 2007 por la Ley 18.126 en la cual se crea el marco legal para la descentralización agropecuaria. En ese sentido se crean a partir de la misma las MDR y Los Consejos Agropecuarios Departamentales (CAD). Al MGAP se le designó para presidir el CAD de los dptos. En razón de lo mismo en agosto del 2007 el MGAP designó entre sus funcionarios y a través de concurso a los 19 Directores Departamentales que aparte de la función de Presidir el CAD cumplen una función interna de coordinadores y de fomentar una mejor atención a los usuarios de los servicios del mismo. Los CAD están integrados exclusivamente por representantes de la institucionalidad pública relacionada con la temática agraria.

Cuales son sus objetivos?

Los objetivos de las MDR los establece el art. 12 de la Ley que es el de promover un mayor involucramiento y participación de la sociedad agropecuaria en la instrumentación de las políticas del sector. Los CAD son el ámbito de coordinación de la institucionalidad pública relacionada con el quehacer agropecuario y son los que representan a esa institucionalidad en las MDR.

Las propuestas o inquietudes presentadas en las MDR son canalizadas a través de distintas organizaciones de acuerdo a los temas como pueden ser INC, Intendencias Municipales, MGAP, etc.

Quienes están participando en Rio Negro?

En la MDR de Río Negro, que funciona en Young, participan COOPAGRAN, la Asociación de Productores de Leche, la Sociedad de Fomento Rural de Río Negro, un grupo de Mujeres Rurales, una Cooperativa de Asalariados Forestales, la Cooperativa de Apicultores, y el MIDES entre otros. En el caso de Río Negro, se han implementado además dos “sub mesas” rotativas, que cubren la región este y oeste del departamento y en las cuales se ha habilitado la participación de productores no organizados, dada la poca institucionalización de los mismos en algunas zonas.

Cuales son los temas que se están tratando?

En la MDR de Young se han definido hasta ahora dos temas prioritarios.

El primero tiene que ver con la conservación de recurso suelo, gravemente amenazada por el avance incontenible del cultivo de soja. Rió Negro es hoy el 2º departamento del país en área de soja plantada. El avance de la soja combinado con prácticas culturales poco cuidadosas está trayendo numerosos problemas al suelo y en la MDR han habido numerosos planteos en ese sentido.

El otro tema prioritario tiene que ver con los problemas de acceso a la tierra de los productores ganaderos en la zona este del departamento. Allí los productores ganaderos están teniendo cada vez más dificultades para acceder a tierras en las cuales criar su ganado debido al avance sostenido del cultivo de soja y de la forestación. Estas actividades han ido ocupando cada vez más tierras, y han “cercado” esta zona tradicionalmente ganadera, desplazando y dejando sin campo a los productores.

¿El Ministerio ya ha decidido implementar alguna medida concreta para atender estas problemáticas?

Si, en unos días se aumentarán las sanciones aplicables por manejos incorrectos del suelo al mismo tiempo que se buscará fortalecer los mecanismos de contralor. Esto acompañado de campañas de difusión sobre prácticas recomendadas y malas prácticas. Lo que se busca es volver a un modelo de rotación de cultivos, integrando pasturas, y evitar que se siga plantando soja sobre soja. Existen además otras prácticas que favorecen el deterioro del suelo, como el arar desagües, que se buscarán erradicar.

Algo es algo

Como vemos, el MGAP ha dado un pequeño paso en la dirección correcta: incorporar a los pequeños productores en la discusión acerca de cuáles modelos de desarrollo rural se deben priorizar y cuáles modelos de “desarrollo” no son tales.

Iniciado ese proceso, se encuentra con algo que viene siendo denunciado desde hace mucho tiempo por los pequeños productores y por diversos actores de la Sociedad Civil en su conjunto: que el principal problema que enfrentan hoy nuestros pequeños productores rurales, es el modelo basado en grandes monocultivos forestales y sojeros. Un modelo que es rentable solamente para las grandes empresas de los agronegocios, es excluyente del pequeño productor y es agotador de los recursos naturales.

El MGAP ha decidido actuar, al menos multando los abusos más flagrantes de este modelo, como la soja continua. Algo es algo, y aunque no se apunte a la esencia del modelo, saludamos la decisión.

Tampoco debemos olvidar, como sostiene el discurso de cierre de la asamblea de la CNFR, que “lamentablemente hoy ya es tarde para muchas de nuestras familias rurales…”

Por Flavio Pazos - RAP-AL Uruguay, Julio 2008