La Junta Departamental aprobó el martes el decreto del Plan de Ordenamiento Territorial Rural

Es ley

La aprobación del plan se dio casi por unanimidad en el plenario del pasado martes y marca el fin de un debate de larga data. La sociedad civil aguarda ahora por la reglamentación en tiempo y forma del ordenamiento.

La Junta Departamental de Canelones (JDC) aprobó el pasado martes el Plan de Ordenamiento Territorial Rural. El decreto tuvo el pronunciamiento a favor de los legisladores del Frente Amplio y el Partido Nacional y de parte de la bancada colorada. La edila Beatriz Icasuriaga (Partido Colorado) fue la única que votó en contra, porque consideró que algunos puntos del proyecto no quedaban claros y otros le daban excesiva potestad al intendente.

Las barras del Parlamento canario contaron con buen marco de público. Un centenar de vecinos dijeron presente en la instancia. Gran parte de ellos pertenecían a la comisión Por Un Canelones Libre de la Soja Transgénica y en Defensa del Agua.

Para conocer más detalles sobre la votación del pasado martes, HOY CANELONES conversó con el presidente de la JDC, Miguel Sanguinetti, la edila Beatriz Icasuriaga y el referente de la Comisión por un Canelones Libre de Soja Transgénica y en Defensa del Agua, Álvaro Jaume.

Matices

Si bien la mayoría de los votantes estuvieron a favor, hubo algunos matices y roces durante el plenario. Ediles colorados le marcaron reparos al documento mientras que los legisladores blancos no hicieron uso de la palabra y se limitaron a votar. El presidente de la JDC indicó que las objeciones “denotaban una interpretación incorrecta o falta de lectura”. Agregó que se dieron “todas las herramientas para que los ediles y las organizaciones supieran de qué estábamos hablando”.

Para Sanguinetti, el plan es innovador y «la implementación y el avance hacia el objetivo final darán mucho trabajo”. Lamentó, por otra parte, que algunas bancas estuvieran vacías durante la discusión de “un tema tan importante para el departamento”.

Cosas claras

La edila Beatriz Icasuriaga, por su parte, argumentó que votó en contra porque las limitaciones establecidas por el plan no están bien explicitadas. “Las zonas no quedan bien definidas. El productor, entonces, no tiene claro si está en la zona (correspondiente) o no”, señaló.

Debido a la falta de claridad, con algunos puntos se les da “excesivas potestades a la Intendencia”, según la edila. “Uno de los artículos dice que el intendente va a determinar el tratamiento de las infracciones. Pero como la norma es tan genérica y no queda claro dónde está el predio y qué es infracción y qué no, se le da al intendente la potestad de considerar infracción a una cantidad de cosas”, destacó. “A mi juicio, la normativa tiene una cantidad de puntos que no están relacionados con el problema que se quiere solucionar”, agregó.

No obstante, para la edila es necesario un ordenamiento que “concrete, especifique y atienda a las particularidades de un departamento bastante único, con parte rural y urbana”.

De peso

Para Álvaro Jaume, referente de la Comisión por un Canelones Libre de Soja Transgénica y en Defensa del Agua, la comisión “una vez más marcó la cancha” e hizo “un barullo simpático”. “Teníamos puesto los ochenta ponchos que dicen ‘No a la soja’, y sospecho que éramos algunos más de ochenta”, ilustró el integrante del colectivo.

Jaume destacó el peso que la sociedad tuvo en la elaboración de una normativa de ordenamiento. “Si no se hubieran dado todas las luchas desde que empezaron los desastres de la soja en Cuchilla de Rocha, en 2008, si no fuera por todas las movidas populares que se armaron, hoy no estaríamos (debatiendo el ordenamiento)”, manifestó.

Tras la aprobación, la comisión contraria a la soja pondrá el foco en la reglamentación del decreto. “(Por ley) está más que claro que debe haber un mínimo de 300 metros entre una escuela rural y una plantación de soja. Sin embargo, este año en Rincón de Conde amanecimos con la soja a 60 metros de la escuela”, recordó Jaume. “Existen leyes de suelo, decretos para el manejo de fitosanitarios, etc., pero… ¿quién controla y cómo efectivamente se evalúa que se cumpla con las normas establecidas?”, se preguntó.

Hoy Canelones Noticias

19 septiembre, 2019